Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

martes, 16 de marzo de 2010

Quien tiene una marca tiene un tesoro

Todos somos Marcas. Al igual que BMW o Mercedes son MARCAS. Unas somos grandes, otras más pequeñas, unas más frágiles y otras más sólidas, unas en auge y otras en declive, pero todos somos MARCAS, y como MARCAS que son todas tienen un valor y cada uno de nosotros tenemos que aprender a gestionar las ventajas competitivas de nuestra MARCA, para diferenciarla y consolidarla del resto.

En un mundo tan globalizado como el actual es muy fácil acabar pareciendo mediocre simplemente porque no consigues que tu MARCA se distinga del resto. Sin embargo cada MARCA es diferente de las demás. Cada una vende una “historia única”. Una historia de cómo hacer negocios con nosotros”, la historia de nuestra “visión”, la “experiencia que ofrecemos”, nuestro “sueño”. En resumen, una historia sobre nuestra…MARCA” (Tom Peters).

Una vez alguien me dijo que en Marketing si algo no tiene nombre sencillamente no existe. No basta con ser bueno y experto, también tienes que ser reconocido como una MARCA diferente, única, autentica con tus características, atributos y valores que te destaquen entre la multitud. ¡Ojo! Esto no se puede inventar, plasmar en un papel y vendérsela a los demás, así no funciona.

Una MARCA es la expectativa, imagen y percepciones que crea en la mente de los demás, cuando ven y oyen un nombre o logo. Por ello tienes que descubrir cuales son las diferencias auténticas, distintivas de tu MARCA.

¡Conoce la historia de tu MARCA! ¡Interiorízala! ¡Cuéntala! ¡Utilízala!, como dice Angelo Frandera, gran profesional y amigo “Usa y Abusa de tu MARCA”.
Cuando nombramos una MARCA, no pensamos “que colores mas llamativos” o “que logo tan elegante”, reflexionamos “son muy profesionales” o “agresivos”,…, una MARCA inspira emociones… y las emociones impulsan nuestras decisiones, ¿Qué inspira tu MARCA?

martes, 9 de marzo de 2010

La tecnología como herramienta aliada en la formación

El desarrollo tecnológico experimentado en los últimos años nos ha situado en una escenario de relaciones completamente nuevo, que poco a poco se ha ido adaptando a nosotros al mismo tiempo que la sociedad nos hemos tenido que ir adaptando a él. El resultado ha sido una nueva estructura económica y social, que ha conllevado el surgimiento de negocios nuevos y la aplicación de nuevas formas de hacer negocio en muchos de los ya existentes.
Estas nuevas prácticas han tenido un origen bidireccional. Por un lado, la tecnología ha provocado que los clientes accedan a los servicios utilizando una vía alternativa a las tradicionales que cada vez va cobrando más importancia. Por otro lado, la tecnología también ha permitido a los emprendedores gestionar y procesar mucha más información, que poder utilizar en sus planteamientos empresariales como hoja de ruta. La tecnología ha hecho, aun más real si cabe, eso de la información es poder.

Este panorama ha tocado todas las áreas y en RE/MAX no somos ajenos a ello, todo lo contrario. Desde la Central siempre se ha promovido el uso de las nuevas tecnologías a favor de vuestros propios negocios y por ello, le dedicamos a este asunto, un espacio tan significativo como el de nuestro editorial del Boletín Interno de RE/MAX.

La presencia abrumadora de las nuevas tecnologías en nuestra sociedad, conlleva también unos riesgos como los siguientes:

- Desconocimiento total o parcial de las importantes oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías

- No se remodelan los procesos de gestión para adecuarlos a las nuevas herramientas

- Resistencia al cambio
En RE/MAX somos conscientes de ello. Muchos de vosotros utilizáis con soltura Internet y el correo electrónico, herramienta fundamental, puesto que ha pasado a sustituir muchas conversaciones telefónicas y muchos clientes tienen una clara predilección por él. Sin embargo las nuevas tecnologías no se agotan en Internet y sus posibilidades. Actualmente, disponemos de uno de los mejores softwares de gestión, pero no únicamente para propiedades, sino para una variada gama de información. Se trata de un software en continua actualización gracias al feedback que recibimos de la Red. Para aquellos “resistentes” al cambio, hay que decir que se trata, en sentido figurado, de un gran recipiente dónde volcar mucha, muchísima información, que al agitarlo (cruzar datos) nos proporciona a su vez informaciones valiosas sobre nuestros potenciales clientes y nuestro desempeño. Pero para que esta caja mágica, nos de esos resultados, es necesario que la “alimentemos” con los datos que nos pide.

Por lo tanto, la resistencia al cambio debemos superarla, al mismo tiempo, debemos preocuparnos por conocer qué podemos en beneficio de nuestro negocio con la tecnología que RE/MAX ofrece (muchas veces, no es que las cosas no sean útiles, sino que desconocemos todo el provecho que podemos sacarles) y después adaptar nuestras “formas de hacer” a estas nuevas posibilidades, que seguramente lograrán multiplicar nuestros buenos resultados.