Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

lunes, 28 de marzo de 2011

WEB 2.0 PRESENTE Y FUTURO DEL MARKETING ON LINE INMOBILIARIO

Es innegable que las redes sociales ha supuesto un fenómeno social que ha llegado para quedarse, de hecho, día a día se van extendiendo con mas fuerza ya que tanto el número de usuarios como la popularidad de las redes aumenta constantemente

Todo ello se debe en gran medida a el fenómeno WEB 2.0, término que engloba todos aquellos servicios y aplicaciones de internet que permiten y facilitan la participación y la colaboración de los usuarios
Aplicaciones como twiter, faceboock, youtube son las marcas mas conocidas cuando se habla de WEB.2.0 y se han convertido en referentes en internet

Una página WEB basada en WEB 2.0 es aquella que permite al usuario interactuar a través de los enlaces a las redes sociales y al administrador de la WEB llegar a través de las redes sociales a su red de contactos
Una web que no contenga elementos 2.0 no pasa de ser una valla publicitaria digital sin posibilidad de interactuar
El 78% de los consumidores confían en recomendaciones de otros usuarios y sólo un 14% en los mensajes publicitarios

Las redes sociales son la herramienta perfecta para difundir los servicios de un profesional, para manejar la comunicación que quieres que la comunidad perciba, ponderar tus valores y educar a tus clientes.
La comunicación online ayuda a aquellos profesionales que realmente hacen bien su trabajo, porque les ayuda a llevar su mensaje a más contactos cualificados, a educarles y a atenderles de forma más rápida y directa.
Las redes sociales y la WEB 2.0 son ya una de las maneras más efectivas para posicionarte como profesional inmobiliario de referencia tanto demográficamente como geográficamente.



1 comentario:

  1. Estupendo artículo Juan Carlos y te felicitamos por su contenido. Totalmente de acuerdo, las redes sociales y la comunicación on line son herramientas de las que los buenos Agentes Inmobiliarios no pueden ni podrán prescindir en adelante.

    ResponderEliminar