Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

domingo, 23 de junio de 2013

Decálogo de Comunicación No Verbal

No podemos evitar enviar mensajes no verbales a los demás, sin embargo, es posible entrenarse para enviar los correctos. Desde la Escuela RE/MAX by RE/MAX University os aportamos las diez señales no verbales que transmiten confianza y credibilidad en el lugar de trabajo. 

1. Buen contacto Visual. El contacto visual es la herramienta principal para el establecimiento de conexiones no verbales con los otros. Nos permite comunicar el nivel de participación en la conversación, así como el interés que le ponemos y si nos resulta agradable o no. Es muy útil también en las reuniones con más de dos personas.

2. Un apretón de manos con confianza. La comunicación a través del tacto es otro comportamiento no verbal importante. Un buen apretón de manos permite sacar el máximo provecho a una primera impresión. Y se considera un buen apretón el que genera el contacto con toda la palma, enlazando a la del interlocutor y adaptando su firmeza a la fuerza de la otra persona.

3. Gestos eficaces. Un gesto es un movimiento físico que ayuda a expresar una idea, opinión o emoción. Es importante esforzarse en transmitirlo correctamente, pero que parezcan movimientos naturales, espontáneos pero decididos. Hay que evitar movimientos negativos, aunque comunes, como señalar con el dedo o jugar toqueteando el pelo.

4. La importancia del vestir. Shakespeare afirma en Hamlet que la ropa a menudo proclama al hombre. Y realmente, en el trabajo, la vestimenta dice mucho acerca de nuestra actitud y nuestra profesionalidad. Elige piezas de calidad y adaptadas a tu cultura corporativa, especialmente cuando tengas que reunirte con tu jefe o con un cliente.

5. Pose y presencia autoritaria. Es importante tomar el espacio de la habitación en la que estamos, enviando un mensaje de confianza y energía. Una mala postura, por el contrario, envía un mensaje de baja autoestima y poca confianza. Ya sea de pie o sentado, es importante tener la espalda estirada, expandir los movimientos con los brazos y mantener las piernas firmes.

6. Expresiones faciales apropiadas. Se ha demostrado científicamente que cada una de las emociones humanas básicas, como la ira, la alegría, la tristeza o la sorpresa, tienen cierta expresión facial asociada. Esto no ayudará a transmitir a nuestro interlocutor lo que queremos decir, e incluso podemos practicar delante de un espejo. Cuando por en cambio, tenemos que escuchar, es importante mantener una cara atenta, sentir con la cabeza y no perder el contacto visual.

7. Inicia interacciones. Da el paso y es el primero en establecer el contacto visual, ofrecer tu mano y mostrarte abierto al cruzarte con alguien. Esto te facilitará posteriormente aportar una idea, o proponer una solución en una conversación.

8. El tono de voz apropiado. Es habitual la frase "no es lo que dijo, sino cómo lo dijo", en referencia al paralenguaje. Es decir también hay elementos que cuidar entre la comunicación verbal y la no verbal, como puede ser el tono de voz, el volumen, el ritmo y las pausas. Igual que las expresiones, también transmiten un significado emocional y tienen un impacto en el oyente.

9. Pon toda tu atención, demostrando que lo estás haciendo, porque la otra persona lo agradecerá. No cruces los brazos ni las piernas, y dedica toda tu energía a la otra persona, dejando de lado el teléfono móvil o el reloj, porque representan una clara falta de respeto.

10. Responde a las señales no verbales de los demás. Prestar toda la atención al interlocutor también pasa por captar su lenguaje no corporal. Hay que entender lo que dice su voz, pero también lo que dicen sus ojos o su postura. Incluso si lo recibimos claramente podemos intentar responder generando confianza con nuestras propias señales o incluso arriesgarnos a verbalizarlo, por ejemplo: ¿Te sientes incómodo? ¿Prefieres que lo hablemos en otro momento?
En cualquier caso la clave está en mostrar empatía.



domingo, 16 de junio de 2013

¿Tienes la mente clara para ponerte a vender?

Desde la Escuela RE/MAX by RE/MAX University os recomendamos tener claros estos puntos claves antes de ponerte a vender:

  • Elegir el tamaño de mi mercado. Antes no era imprescindible conocer el tamaño exacto del mercado y el número concreto de potenciales clientes. El no conocer hoy esos datos puede ser un gran riesgo para tu producción. Si por ejemplo el número de clientes potenciales son 9.000 ¿cuantos necesito para que mi proyecto sea rentable? 
  • ¿Como voy a conocer a mi interlocutor en estos potenciales clientes, que herramientas voy voy a utilizar, y cómo voy a conseguir establecer un canal de comunicación bidireccional con esta persona? 
  • ¿Cual va a ser el proceso que voy a seguir para generar la suficiente confianza con el cliente potencial como para llevar a la venta? ¿Que herramientas voy a utilizar? ¿Como voy a trabajar mi marca para adquirir la notoriedad suficiente? 
  • ¿En que aspectos voy a ser para esos clientes mejor que la competencia?
  • Y, ¿cuanto me va a costar exactamente todo esto?
Debemos hablar de tu a tu con nuestros potenciales clientes utilizando las herramientas de Marketing directo, y personalizar nuestros mensajes reforzando nuestra marca, para que cuando actuemos comercialmente nuestros esfuerzos caigan en terreno fértil. 

Hoy los equipos comerciales ven su nivel de ventas reducido y no siempre tienen las herramientas para salir de una espiral descendentes en resultados. Hay que hilar muy fino. 

El Marketing y las ventas van en una bicicleta para dos, tienen que dirigirse en la misma dirección y pedalear al unísono, ambos con todas sus fuerzas, sino, no conseguiremos subir el puerto de montaña que tenemos ante nosotros.

Pasaron los tiempos de sembrar "a voleo", hoy hay que utilizar siembra "de precisión", pasaron los tiempos de regar por "inundación", hoy hay que utilizar el riego "gota a gota". 



lunes, 10 de junio de 2013

¿Administras bien tu tiempo?

El tiempo se va llenando de obligaciones y actividades y es mejor que seas tu el que decida que cosas llenan tu tiempo, que es lo que de verdad vale la pena para ti. Te puedes llenar de obligaciones  y al final se pasan los días, los meses, los años y te das cuenta de que no has hecho nada que de verdad haya sido significativo para ti.

Si de verdad quieres algunos cambios, desde la Escuela RE/MAX by RE/MAX University te recomendamos que te pongas manos a la obra, empezando por tener en cuenta estas seis claves:


  1. Priorizar, no puedes hacer todo a la vez. Si lo intentas, no solo no conseguirás hacerlo todo, sino que te estresarás y dejarás las cosas a medias o mal hechas. Por tanto, es hora de decidir qué vas a hacer. Proponte a partir de hoy mismo hacer menos cosas cada día. Probablemente te parezca imposible con la cantidad de cosas que tienes que hacer. Pero este es un paso imprescindible para aprender a valorar tu tiempo, priorizar y estar más relajado. Si hoy, en lugar de hacer cuarenta cosas, decidieras hacer solo cinco ¿que cinco elegirías? No te queda otra que priorizar... 
  2. Saca tiempo todos los días para hacer algo que, para ti, merezca la pena, ya sea relativo a tus amigos, familia, tiempo libre, desarrollo personal...
  3. Cuidado con programar cada momento de tu vida, deja tiempo para al espontaniedad. ¿No te pasa que hay semanas que pasan volando y no sientes que hayas tenido tiempo para descansar aunque, de hecho, si lo hayas tenido? Si todos los días los tengo llenos de actividades sin dejar ni un minuto libre, aunque sean cosas que me gusten, acabo agotado. Necesitamos tiempo libre de espontaneidad para decidir si me quedo en casa, si voy a dar una vuelta, si leo un libro o lo que sea. Aunque acabemos haciendo lo que estaba planeado, pero sentimos que tenemos la libertad de elegir.
  4. Procura no querer hacer tu vida perfecta en un momento, es suficiente con empezar poco a poco, con hacer pequeños cambios. Si no, como cualquier objetivo demasiado grande, te agobiarás y dejarás.
  5. Toma acción ahora. Para empezar esos cambios es importante hacerlo cuanto antes y centrándote en el ahora, en tu situación actual. No pienses en ayer ni en mañana, el único momento en el que de verdad puedes cambiar las cosas es ahora. Lo que elijas hacer ahora es lo que impactará tu futuro. Mejor empezar hoy mismo con una acción, por pequeña que sea, que dejarla para mañana.
  6. Cuidado con la indecisión. La indecisión te mantiene paralizado, hay que aprender a establecer prioridades y a tomar decisiones. Sobre todo a la hora de empezar a hacer cambios. Si no hay decisión, no hay acción. Piensa que quieres cambiar y por dónde quieres empezar y si estás bloqueado empieza por cualquier cosa, lo importante es empezar, siempre podrás modificar la estrategia luego, si es necesario. Recuerda, no se puede conducir un coche que esta aparcado.
¿Cuál te llama más la atención? 

No esperes por el momento preciso. Empieza ahora. Hazlo ahora. Si esperas por el momento adecuado, nunca dejarás de esperar. (Jasmine Gillman)

domingo, 2 de junio de 2013

Prestigioso Curso de Verano en la Universidad de Cantabria


Desde la Escuela RE/MAX by RE/MAX University es un placer comunicar que está abierto el plazo de inscripción al fabuloso y especial curso de Verano en la Universidad de Cantabria, focalizado en aportar las bases idóneas para emprender en una nueva empresa.

¡Aquí lo tienes para aprovecharlo como oportunidad de crecimiento y desarrollo tanto personal como profesional! 

Se le da el enfoque real del mundo de la empresa con sus puntos fuertes y sus puntos de mejora acompañado del apasionado mundo de los Recursos Humanos y añadiendo la guinda perfecta de gran interés en estos momentos, como es la formación hacia la marca personal y las redes sociales.

Este curso esta dirigido para los amantes de la empresa, la Economía, la Psicología, la Sociología y para todos aquellos que tengan madera de líderes y emprendedores. 

Se aportarán las herramientas y técnicas de alto nivel, propias de un máster, tanto en formación como en desarrollo personal pioneras en el mundo actual de la empresa.

 ¿A que esperas para inscribirte a este curso de éxito?

Hazlo ahora, es tu momento. Solicita más información e inscríbete en formacion@remax.es 



Recuerda la importancia que tiene la formación, puesto que el beneficio que te aporta no es solo para ti que lo recibes directamente sino para toda tu empresa, ya que para ambos supone la mejor inversión para poder enfrentar los retos del futuro.