Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

lunes, 16 de noviembre de 2015

Cómo evitar el robo de talento empresarial


Muchas empresas miran con preocupación el hecho que proporcionan a su personal valioso entrenamiento y cuando menos lo esperan esos trabajadores renuncian para irse a la competencia.  A esta acción se le conoce con el nombre de robo de talento.
Si, efectivamente, existen empresas, en algunos países más que otros, que se dedican a sustraer de las demás organizaciones trabajadores inteligentes, capacitados, preparados y con una vasta experiencia laboral.
Éstas son específicamente "cazador de talentos", el cual se traduce en la mayoría de los casos en las entidades que se dedican al reclutamiento de personal.
Es por eso que al escuchar el término "robar" pensamos que quien comete esta acción es el malo, pero en realidad lo que busca esta persona es satisfacer sus necesidades o las de su cliente, ya que hay un déficit en la mano de obra calificada.
Sin embargo, nos preguntamos ¿Qué puede hacer el departamento de recursos humanos de la empresa afectada por el robo de talento?
La respuesta hay que buscarla en la misma organización  como consecuencia de muchas equivocaciones que ella comete  como lo son: la falta de políticas en la retención de personal, en el aumento de salarios, de no crear líderes empresariales, de un ambiente laboral inapropiado, la ausencia de planes de crecimiento, de carrera, de sucesión y de reemplazo.
Es decir, existen empresas que no capacitan a su personal, no están invirtiendo en su capital humano, en ser socialmente responsables en el adiestramiento y van quedando rezagadas y por eso, básicamente se da el robo de talentos.

Pasos para evitar el robo

El departamento de recursos humanos debe procurar efectuar una mejor organización y planificación disminuyendo esa fuga masiva de empleados, la cual trae consigo pérdidas cuantiosas de dinero, de subordinados altamente competitivos y en ocasiones hasta de sus mejores clientes.
Otro aspecto clave en la retención de personal es la buena comunicación de los jefes con sus subordinados, ya que a nivel de Latinoamérica hay un estudio que indica que un trabajador es más propenso a que se lo roben cuando tiene una mala relación con el jefe, más que con la empresa.
Esto comprueba que siempre es bueno conocer a sus trabajadores, saber qué los motiva y preguntarles qué condiciones favorables los pueden retener en la organización.
En el mundo laboral se ha comprobado que la parte salarial no lo es todo, ya que muchos empleados buscan un ambiente laboral agradable, desafíos profesionales constantes, aprendizaje y desarrollo, pero aún así hay que ser competitivos a nivel salarial en el mismo rubro de empresas, se debe mantener una equidad interna de salarios, ya que aquel que trabaja más y tiene más responsabilidad debe ser mejor remunerado.


Un consejo para las empresas que roban talento consiste es voltear la mirada a su personal, a lo que tiene adentro, prestarle más atención y establecer una política sana de comunicación con sus empleados

No hay comentarios:

Publicar un comentario