Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

jueves, 2 de febrero de 2017

La importancia de ser agradecido

Como líderes, muchas veces tenemos la tendencia de ver hacia adelante, hacia el futuro. Pero hay momentos en que necesitamos ver hacia atrás y entender que un gran factor responsable de nuestro éxito son los resultados, el apoyo, los consejos y las ideas de nuestro equipo.

También es importante destacar que a pesar de que nuestro equipo reciba un cheque como compensación, siempre son voluntarios. Las personas pueden irse a otra compañía u organización en cualquier momento y es un error pensar que todos los aportes que esa persona hace a la organización valen lo que dice el cheque a final de mes.

Siempre el cheque vale menos del valor de un miembro en el equipo… y ese déficit tenemos que llenarlo de otra manera. Eso es, siendo agradecidos.
Ahora bien, la gran mayoría de los líderes son personas agradecidas. Internamente saben que otros influyeron en los resultados que los llevaron a su éxito. Pero muchas veces se olvida o no se sabe cómo comunicar el agradecimiento de una manera efectiva.

Un líder agradecido desarrolla en su equipo la generosidad. Dar las gracias es una manera de ser generoso con otros. Es reconocer que no habría éxito o progreso sin esa persona en particular. En consecuencia, las personas tienden a ser más generosas con su tiempo y su talento cuando el líder reconoce lo que son y expresa su gratitud.

Por otro lado, fallar en expresar gratitud (aunque en nuestra mente y corazón estemos agradecidos) comunica el mensaje de que la persona no es necesaria o que su contribución es innecesaria.

Por eso, poder comunicar el agradecimiento de una manera efectiva es clave y vamos a ver tres puntos que ayudarán a ser mejor dando “gracias”:

1- Cuando des “Gracias”, hazlo de una manera extremadamente detallada.
Dar simplemente las gracias no es tan poderoso como dar detalles del por qué estás agradecido. Ser detallado en extremo puede llevar el poder del agradecimiento al siguiente nivel.

2- Se Honesto:
Lo que se recompensa se repite. Por ello, sólo debemos recompensar lo realmente bueno. Dar gracias por dar gracias diluye el mensaje y el individuo sabe que no se está siendo honesto. Si das gracias por la mediocridad, con el tiempo se obtiene una organización mediocre.

3- Se público con tu Gratitud:
Dar un agradecimiento cara a cara o dejar una nota es importante, pero agradecer a una persona públicamente es mucho más poderoso. Así como agradecer públicamente es poderoso, hacerlo demasiado diluye el mensaje y el poder. Debe ser reservado para momentos especiales y personas que realmente hayan hecho un trabajo espectacular.

Para concluir, hay que recordar que a pesar de que estemos agradecidos en el interior, las personas no leen la mente. Debemos comunicar el agradecimiento. Cuando lo hagamos, seamos honestos, detallados y, en momentos especiales, hacerlo en público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario