Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

sábado, 1 de septiembre de 2012

¿Es la hora del EMPRENDIMIENTO?

El emprendimiento comienza en estos momentos a ganar posiciones como formula mágica contra la recesión, enfriamiento de la economía, deceleración o como queramos denominar a la situación actual de mercado. Cada uno hacemos nuestra interpretación a nuestro gusto pero en nuestro país se esta acuñando la idea del término “emprendedor” como persona que se atreve a crear una empresa. Si nos atenemos a esta interpretación nuestro problema en estos momentos se traduce en una aguda tendencia al desemprendimiento acelerado.

El emprendedor puede tener muchas características, pero, por encima de todas ellas, debe poseer un mínimo de Inteligencia Estratégica. Es decir, capacidad para detectar problemas y oportunidades planteándose nuevas soluciones que conduzcan al éxito en términos de generación de valor. La respuesta a un problema u oportunidad pasa por generar nuevas ideas que acaben convirtiéndose en soluciones de éxito. En estos términos la línea que separa al Emprendimiento de la Innovación es muy delgada. Uno de los problemas genéricos de España es descubrir el verdadero valor del Emprendimiento como factor crítico de crecimiento económico. Pero no sólo en términos de espíritu empresarial, sino también, más importante si cabe, como expresión definitiva del tan traído y llevado Talento que deben mostrar y demostrar las personas de una organización, es decir el Emprendimiento Interno.

Podemos hablar de Calidad, Innovación y Mejora Continua, pero si no tenemos claro que en la base de todo ello se encuentra el Emprendimiento de las personas, es dudoso que podamos evitar la segmentación, tabicación y, en consecuencia, disgregación de nuestros esfuerzos en la gestión del cambio traducido en valor estratégico. Por el momento los avances son escasos. Existen algunas empresas de distintas dimensiones que enarbolan el Emprendimiento Interno como el nexo que puede integrar todas esas iniciativas en una sola corriente de gestión, pero hoy por hoy, son pequeños oasis en un inmenso desierto. Generar ingresos hoy es crucial, pero hasta que no caigamos en la cuenta que descubrir cómo poder generarlos mañana resulta vital, poco o nada avanzaremos en este camino.

La Gestión de Personas es el área estratégica de gestión que debe poner orden en el alineamiento de los activos empresariales para conseguir su mayor eficacia y eficiencia en la consecución de valor sostenido. Si queremos avanzar tenemos que poner nuestro mayor talento en la Gestión de Personas y potenciar su protagonismo. Hay que ser Emprendedor, asumir un riesgo calculado y comenzaremos a obtener resultados visibles en un plazo mas breve del que suponemos.
Para terminar una cita del maestro Schumpeter “Nada es tan traicionero con lo obvio

No hay comentarios:

Publicar un comentario