Etiquetas

Videos RE/MAX

Loading...

jueves, 15 de septiembre de 2016

12 minutos para vencer la procrastinación

En la Escuela RE/MAX seguimos comprometidos con tu éxito, y ese éxito llega con el trabajo del día a día. Por eso, siguiendo la línea de lo hablado la semana pasada, donde os ayudábamos con vuestra productividad y os dábamos las claves para combatir la procrastinación, esta semana os traemos una nueva técnica que sin duda os será muy eficaz para abordar aquellas tareas que tanto cuestan realizar.
Recordamos que la procrastinación es posponer la ejecución de una tarea, acción o decisión relevante que debemos realizar y que en su lugar hacemos otra menos relevante. Y que generalmente procrastinamos cuando nos enfrentamos a una tarea compleja, larga, difícil o aburrida.
Este tipo de herramientas son simples y sencillas de aplicar, pero no son soluciones mágicas ni universales.
Esta técnica en concreto, nos permite romper la inercia procrastinadora y arrancar con la ejecución de la tarea. Esta primera fase es la más crítica ya que una vez empezada la tarea más fácil resultará continuarla. Vamos allá con ella:
La efectividad reside en su sencillez, por ello es necesario que se implante con precisión:
Primero. Te comprometes a trabajar en tu tarea sólo 12 minutos.
Segundo. Cuando termina ese plazo te haces la siguiente pregunta: ¿quiero trabajar otros 12 minutos? Si la respuesta es afirmativa, trabajas sólo otros 12 minutos y cuando terminas el plazo te vuelves a hacer la misma pregunta. Cuando la respuesta sea negativa dedica otros 12 minutos a trabajar en tu tarea para dejarla adecuadamente preparada para que te resulte muy fácil retomarla en la próxima ocasión.
Por tanto, tu compromiso mínimo es 12 + 12 minutos.
Está técnica basa su efectividad en tres claves que debemos tener en cuenta en todo momento:
1-     La palabra sólo. Es preciso que te programes una alarma y te detengas cuando suene. Existe una gran probabilidad de que, una vez has roto la inercia a empezar, puedas continuar trabajando un buen rato hasta que por alguna razón te canses o aburras. Si lo que quieres es vencer tu procrastinación es crítico que seas tú el que decida cuando empiezas y terminas. Por eso necesitas la alarma y la renovación o no de tu compromiso. Si no lo haces así, el resultado final será que tu procrastinación es la que finalmente vence, porque será la que decida cuando terminas.
2-     Deja la tarea preparada para retomarla con extrema facilidad la próxima vez, así minimizas el posible rechazo causante de tu procrastinación.
3-      No toleres ninguna interrupción durante el período de 12 minutos. Necesitas concentrarte y trabajar con intensidad en ese plazo. Trabaja duro y concentrado y, después, recupera la energía y atención invertida con una pausa. Si sientes un fuerte impulso para hacer otra tarea distinta, resístelo y prométete que realizarás esa otra tarea como recompensa cuando cumplas tu compromiso actual.
Con la práctica observarás que empiezas a encadenar varios compromisos de 12 minutos y pronto descubrirás que aquellas tareas que antes procrastinabas ahora eres capaz de abordarlas hasta completarlas.
Lo que sucede es que tu estado emocional después del logro, que supone vencer tu procrastinación y cumplir tu compromiso de trabajar 12 minutos en esa tarea desagradable, es muy diferente del que tenías antes de iniciar la tarea.
Eso sí, no te fuerces a utilizarla si no estás completamente dispuesto a ejecutarla con exactitud, porque entonces no funcionará, te sentirás decepcionado y quemarás la herramienta.
12 minutos es una duración bastante apropiada para arrancar, completar una pequeña parte de la tarea y romper la inercia procrastinadora. Es un desafío aceptable para un procrastinador. Pero siéntete libre de utilizar cualquier otra cifra que se adapte mejor a tu procrastinación. En general cualquier cifra en el rango 5-20 minutos puede ser apropiada.
Ponlo en práctica y verás lo sencillo que te empieza a resultar realizar esas tareas que antes considerabas tan odiosas.
Marco Martín
 Consultor de Desarrollo Junior
RE/MAX España

No hay comentarios:

Publicar un comentario